miércoles, 13 de diciembre de 2017

Sale a la luz un disco casero de McCartney de 1965

Para la Navidad de 1965, Paul McCartney les dio a sus compañeros de banda un regalo único: un disco casero producido solo para ellos, que consta de canciones muestreadas, bocetos originales y loops de vanguardia.

“Tenía dos grabadores Brenell en casa, en los que hacía grabaciones experimentales y cintas en bucle, como las de Tomorrow Never Knows. Una vez junté cosas locas, para los demás del grupo. Algo divertido que pudiesen escuchar al anochecer. Fue algo hecho para los amigos, básicamente”, dijo tiempo después.

Con solo tres copias hechas, los discos se encuentran entre los coleccionables más raros relacionados con los Beatles. Si bien estas presiones de acetato casi con certeza se agotaron, recientemente ha surgido un segmento de 18 minutos de Unforgettable, que proporciona una visión de esta mixtape privada experimental del período más fértil de los Beatles.

Durante décadas, todo lo que se sabía sobre la grabación eran detalles incompletos proporcionados por el propio McCartney. “Se llamaba Unforgettable y comenzó con Nat ‘King’ Cole cantando ‘Inolvidable'”, explicó al historiador Mark Lewisohn en 1995.

La porción desenterrada incluye una selección inventiva de canciones de los Rolling Stones, los Beach Boys, y Martha and the Vandellas, con McCartney asumiendo el papel de un DJ neoyorquino de habla rápida, quizás un guiño al llamado “Fifth Beatle”, Murray the K. runrun.es